Qué es lo que está fallando en la economía?

El sistema capitalista es una organización social que se basa en la propiedad privada. Como tal hemos buscado ponerle el cartelito MÍO a todo lo que podemos ver (si, también a la luna). Ese método de apropiación es mío, mío® !! Incluye tanto recursos naturales como capital y llega a niveles abstractos como el conocimiento, el saber hacer.

Pero, qué es el capital?

El capital es la acumulación del valor que genera la sociedad por medio de la transformación de los recursos naturales en su devenir al producto, que es un elemento de satisfacción de necesidades humanas. Traducido: el capital es, básicamente, trabajo humano. Trabajo humano devenido en edificios, maquinarias, oro, diamantes, dinero, bonos, cualquier cosa que tenga aceptación de valor en la sociedad.

Qué es lo que ocurre? La producción, que transforma los recursos del planeta que disponemos todos para la satisfacción de nuestras necesidades y el sostenimiento del ecosistema (sin él nosotros no podemos ser) por medio del trabajo humano directo o por intermedio del capital, tiene una organización mayormente privada. Esta organización (en principio) es sesgada porque no tiene elementos de gestión globales para ponderar la necesidad humana que busca satisfacer, es decir, no conoce a ciencia cierta la magnitud de la demanda.

Ahora, lo producido se lleva al mercado y es consumido por intermedio de dinero en razón de un precio particular. La lógica capitalista impone para su desarrollo la expansión del capital, entonces la relación entre la producción y el consumo manifestado en precios debe ser positiva, es decir, debe existir utilidad, debemos tener mayor ingreso que gastos. De esta manera la utilidad se anexa al capital, de propiedad privada.

También sucede que para prevenir desequilibrios entre la producción (oferta) y el consumo (demanda) el sistema de propiedad capital se le ha ocurrido inventar el préstamo, el sector financiero, la banca, cuyo beneficio lo constituye el interés por el dinero prestado, que una vez devuelto forma parte creciente del capital. Ese interés se replica de la nada, se replica de mayor producción futura. Pero ocurre que la presión productiva para satisfacer el interés hace que la oferta supere a la demanda, no sólo por el desfasaje inicial que originó el préstamo, sino en una proporción mayor, la proporción de recargo del propio interés. Ese hecho sumado a otros factores que distorsionan el mercado, donde por una distorsión en los precios no coinciden oferta y demanda (ejemplo en mercados monopólicos u oligopólicos) ocasionan las cíclicas crisis del sistema.

Como la producción es individual, el capital que genera también lo es. Pero recordemos qué es en esencia la producción, es transformación de recursos del planeta por intermedio del trabajo humano, que como tal representan relaciones entre personas, un evento netamente social. Y esa retención individual sobre un producto social degenera la sustentabilidad del sistema.

Como?

Apropiándose del capital y de los recursos la única manera de producir es contribuir al propietario de esos medios de producción. Frente a un sistema expansivo como es el capitalismo, sumado a la privatización del capital y lo que Marx llama plusvalía el consumo se ve indefectiblemente incapaz de soportar el nivel de oferta, generando la crisis.

El problema es que un sistema de propiedad privada, un sistema es mío, mío®!! es tremendamente rígido a la posibilidad de dar: en las crisis se nota mayormente que los recursos están, sólo que la inmovilidad que plantea la propiedad hace que no se dispongan para la producción. Es el miedo de perder lo mío, que hace que todos perdamos. Tierras, edificios, maquinarias, dinero, todo se inmoviliza por miedo a perder lo mío. El sistema de satisfacción de necesidades colapsa.

Primeros pasos y consecuencias

La sociedad moderna se ha organizado bajo la propiedad de la tierra cuando fue necesaria la mano de obra humana bajo la revolución industrial, la propiedad en sí constituyó la manera de organizar la escasez. Poseo o no poseo, esa es la cuestión. En suma, partimos desde un inicio desde una desigualdad en la propiedad, desde la desigualdad por la acumulación del capital necesario para movilizar la maquinaria de producción que comenzó a surgir a inicios de esta era. El problema es que el sistema ya se basó en la desigualdad y recrea desigualdad. El Estado moderno utiliza los impuestos como medio de reasignación de recursos de este sistema desigual, que reproduce desigualdad. Y esa reasignación de recursos no es sino un ajuste sobre una base desigual. Y se hace esto porque nunca que quiere ver el problema de fondo, que es la manera en como nos apropiamos individualmente de la producción y como hacemos uso del medio de reserva de valor, el dinero, para reproducir más y más valor por fuera del circuito productivo. Hemos complejizado la estructura de producción y consumo para asegurar poder al que es propietario. Y el Estado es un mero equilibrador social de una balanza que no balancea.

Luego ese Gobierno habla de déficit fiscal en su administración desconociendo el valor de la satisfacción de las necesidades humanas básicas que puede llegar a cubrir la política pública. Se está monetizando la organización social tras la satisfacción de la necesidad humana, por lo que no sirve traerlo en consideración bajo ese paradigma, nunca realmente se trató de cuánto dinero se gasta sino en que recursos poseemos para brindar calidad de vida a la población, claro que para tener esa discusión habría que plantear el tema de la propiedad. Hay que encontrar una base igual en la asignación de recursos y medios de producción y observar reglas que fomenten y repliquen dicha igualdad.

Donde el sector financiero que debería ser distribuidor de recursos para facilitar ciertas actividades donde se requiere gran inversión inicial opera dentro de la misma lógica de restricción. Sirve entonces para realimentar la concentración del dinero entre los que poseen, excluyendo a los que no poseen. Es el responsable de las mayores crisis económicas de la historia moderna, dado que es el vehículo que encuentran los poseedores de propiedad del dinero para recrearlo por fuera del circuito de producción, separando la economía real de sus operaciones, donde pocas y nulas veces pierden realmente los responsables y casi siempre pierden los más débiles, debido esencialmente a la impertubabilidad de la propiedad privada, en este caso la propiedad del dinero. 

Este mundo mental donde nos hemos situado nos lleva cada vez más a la exigencia de lo material: A hacer más con menos tiempo, ejerciendo presión sobre los recursos materiales, naturales, y hasta sobre los recursos humanos, ejerciendo presión sobre nuestro mismo cuerpo. Tal es la sobredimensión mental donde nos hemos situado, que pretendemos producir sin dar descanso ni comida al propio cuerpo.

La mente ha cosificado todos los recursos y las relaciones entre el propio ser humano consigo mismo y con sus semejantes tratándolo como un mero factor productivo a ser utilizado en esta carrera de exigencia de lograr más y más. No importa el para qué, sólo importa el proceso, importa el mantenerse ocupado. Ello es funcional a la necesidad del consumo cíclico, es necesario que los productos no duren para poder ser repuestos con mayor velocidad por productos nuevos, es necesario crear productos semejantes con distinciones de diseño para incentivar más y más el consumo. Ello crea una gran presión sobre los recursos, genera contaminación por los desechos que se van incrementando con gran rapidez.

La lógica de la ganancia, ver la ganancia como un fin en si mismo, genera la visión que la actividad humana tienda a verse sólo posible sólo si genera utilidad. Esto conlleva a una tensión constante para producir más con menos recursos, donde el trabajo es considerado un costo más de la producción. Conlleva a vivir en una situación de competencia con el otro en una carrera loca por no perecer. Cambia! Innova! Mejora de procesos! Presión, presión y más presión sobre la humanidad. Pero para qué?

Compartilo en tus redes!

2 comentarios sobre “Qué es lo que está fallando en la economía?

  1. Susana Contestar

    Como se soluciona? Si esencialmente el ser humano es un ser de aspiraciones constantes. De anhelos de crecer y antropologicamente de poseer? CON EDUCACION no?

    • economialocal Autor del artículoContestar

      Pienso que es una cuestión de conciencia, de conocimiento de uno mismo, del otro y de los recursos con que contamos. Mi manera de ver es que este sistema no tiene límites porque la cultura ha perdido esa capacidad de percibirse, de percibir al otro. Sin imponer nada, pienso que educando sólo con mirada crítica sobre los procesos que nos sujetan, nos abrimos a crear otro campo de percepción, donde podamos incluirnos con el otro, y ver que nos pasa..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *